Hoy “cubrirán la noche” para exigir detención de Kony

La Fundación de los Niños Invisibles realiza una protesta global para pedir el arresto del miliciano de Uganda

Joseph Kony es acusado de obligar a niños a sumarse a sus fuerzas.

Joseph Kony es acusado de obligar a niños a sumarse a sus fuerzas.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Apr 20, 2012 10:47 am EST

San Diego  -   El plazo que la campaña Kony 2012 eligió para activar una protesta global que demande el arresto del miliciano Joseph Kony de Uganda, luego de que más de cien millones de personas han visto el video "Los niños invisibles", se cumple hoy.

La Fundación de los Niños Invisibles, con sede en San Diego, no ha emitido aún nuevas orientaciones para su movilización global llamada "cubrir la noche" que se realizará hoy.

Se espera que la movilización mundial que exige la detención de Kony refrende un nuevo uso de las redes sociales en internet, que ejerzan tal presión que autoridades internacionales terminen por capturar al miliciano que obliga a niños a sumarse a sus fuerzas.

El momento de "cubrir la noche" se presenta luego de críticas y escándalos de dirigentes de la Fundación los Niños Invisibles.

Primero circuló en medios y redes sociales la crítica de que en el video los niños de Uganda víctimas del reclutamiento forzado de Kony continuaban siendo invisibles, pues la pieza en YouTube presentaba más como protagonistas al productor del video, Jason Russell, y a su hijo de cuatro años.

Luego la Policía de San Diego detuvo y llevó a un hospital de observación psiquiátrica al productor y fundador de Los Niños Invisibles, Russell, quien desnudo deambulaba por calles del vecindario de Pacific Beach golpeando aceras y vehículos y hablando incoherencias.

Una semana después un ejecutivo de Los Niños Invisibles, Jadidiah Jenkins, apareció en otro video en el que bebía afanosamente de una botella de vodka, antes de declarar que su fundación había recibido un donativo de $900,000 del que entregaría $100,000 a Haití y se quedaría personalmente con $800,000.

Jenkins dijo después que lo que pareció en el video fue actuado y que no bebió vodka, sino agua, pero su versión sólo aumentó críticas porque pocos creyeron que su comportamiento alcoholizado fuera fingido.

Según observadores, esta noche sería la prueba de fuego para la campaña Kony 2012 y, dependiendo de la respuesta global que alcance, podría significar un nuevo rumbo de las redes sociales o el fracaso de la Fundación los Niños Invisibles.

 

Agrega un comentario

MÁS NOTAS