Imán es condenado en Miami por apoyar terrorismo

Un imán paquistaní declarado culpable por apoyar económicamente a talibanes desde Estados Unidos

Hafiz Khande fue declarado culpable de apoyar económicamente a talibanes desde EEUU.

Hafiz Khande fue declarado culpable de apoyar económicamente a talibanes desde EEUU.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Mar 4, 2013 2:46 pm EST

Miami  - Un imán paquistaní de 77 años fue declarado culpable este lunes por un jurado de Miami de apoyar económicamente a talibanes desde Estados Unidos y se enfrenta a una condena que podría retenerlo en prisión el resto de su vida.

Tras cinco días de deliberaciones, el jurado determinó este lunes que Hafiz Khan, responsable de la mezquita más antigua de Miami, es culpable de cuatro delitos relacionados con la provisión de ayuda a terroristas. Cada cargo conlleva una pena de hasta quince años en prisión.

Este hombre fue acusado por las autoridades estadounidenses en mayo de 2011 junto a otras cinco personas: sus hijos Izhar, Irfan y Amina Khan, el hijo de esta última, Alam Zeb, y Ali Rehman, alias, "Faisal Ali Rehman".

Todos ellos, salvo el imán, han sido liberados sin cargos o permanecen en Pakistán, cuyas autoridades no extraditan a Estados Unidos a personas acusadas en este país de cargos criminales.

Los seis fueron acusados de recaudar dinero para apoyar a grupos talibanes y enviar esos fondos a Pakistán mediante cuentas bancarias en Estados Unidos, según la Fiscalía Federal del distrito sur de Florida.

Entre 2008 y noviembre de 2010, los acusados supuestamente suministraron recursos por unos $50,000 para adquirir armas y financiar escuelas de entrenamiento (madrasas) donde, según la Fiscalía, los "niños son enviados para que aprendan a asesinar estadounidenses en Afganistán".

Los fiscales federales argumentan que el objetivo de la supuesta conspiración de los acusados era perpetrar actos violentos contra el Gobierno pakistaní y sus aliados, incluido Estados Unidos.

Sin embargo, el acusado mantiene que el dinero que ayudó a enviar a Pakistán era para familiares o para llevar a cabo obras benéficas en ese país.

Las autoridades estadounidenses tienen grabaciones de conversaciones del acusado con un supuesto donante de fondos (en realidad un agente del FBI encubierto) en las que éste hace declaraciones en apoyo de acciones extremistas y terroristas.

En su defensa, el hombre ha explicado que mintió reiteradamente al supuesto donante para conseguir de él una donación de un millón de dólares con la que financiar una madrasa que gestionaba en Pakistán, entre otros proyectos.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad