Hispanos quedan presos en Miami por robar un Matisse

Una mexicana y un cubano fueron condenados por tratar de vender la pintura que fue robada de un museo venezolano en el 2000

La pintura 'Odalisca' de  Henri Matisse es vista en un museo. La obra que fue robada en Caracas también lleva el nombre de 'Odalisca con pantalón rojo'.

La pintura "Odalisca" de Henri Matisse es vista en un museo. La obra que fue robada en Caracas también lleva el nombre de "Odalisca con pantalón rojo".

Foto: AP
PUBLICADO: EST Jan 22, 2013 5:01 pm EST

Miami — Un cubano y una mexicana que intentaron vender en Miami una pintura de Henri Matisse robada del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas fueron condenados este martes a 33 y 21 meses de prisión, respectivamente.

El juez Donald Middelebrooks reveló la condena del cubano Pedro Antonio Marcuello Guzmán, de 46 años, y la mexicana María Martha Elisa Ornelas Lazo, de 51, en una audiencia de cerca de una hora y media realizada en los tribunales federales del centro de esta ciudad.

Una vez cumplida su sentencia, dijo el juez, ambos deberán cumplir con tres años de libertad condicional.

"Estoy muy arrepentido por el delito que cometí y le pido benevolencia", expresó Marcuello Guzmán al magistrado minutos antes de que éste revelara la condena.

En español y con un tono de voz pausado y tranquilo, dijo que quería pedirle perdón a su familia, al gobierno de Estados Unidos y al juez.

Con su voz baja entrecortada y por momentos llorando, Ornelas Lazo explicó que el cautiverio que viene cumpliendo desde julio pasado "ha sido el suceso más terrible que jamás pudiera imaginar" y "una lección de vida muy importante".

La mujer aseguró que se sentía "utilizada" y "engañada" por un ser amado que la había involucrado en el operativo de la venta del cuadro, pero admitió que no hizo lo correcto y se sentía "avergonzada".

"Los hechos desafortunados por los que me encuentro aquí son el fruto de la complicidad para usar mi persona", dijo Ornelas Lazo, sin identificar quién la había involucrado. Su abogado Joseph Nascimento, sin embargo, expresó que fue el esposo de la mujer el que se encargó de negociar los detalles del operativo con Marcuello Guzmán y que ella no sabía nada hasta pocos días antes de subirse al avión.

Ornelas Lazo, que vivía en la Ciudad de México, y Marcuello Guzmán, un cubano que reside en Miami desde hace más de 20 años, fueron detenidos en julio al intentar venderle la pintura "Odalisca con pantalón rojo" a un agente encubierto del FBI en un hotel de la vecina ciudad de Miami Beach.

Poco después del arresto, fueron acusados de asociación ilícita para transportar y vender objetos robados, transportar objetos robados por diferentes estados, y posesión de objetos robados.

De acuerdo con la acusación, el propósito de la asociación ilícita entre los acusados y otros conspiradores fue enriquecerse con la venta de la pintura, que sabían era robada.

Otro juez federal, el magistrado William Turnoff, negó en julio del 2012 la libertad condicional de ambos acusados por temor de que pudieran salir de Estados Unidos.

La fiscal Elisa Castrolugo había solicitado una condena de 24 meses para Ornelas Lazo, pero al dar a conocer la sentencia el juez explicó que bajó la pena debido a la falta de antecedentes penales y al hecho de que la mexicana colaboró con el gobierno.

En el caso de Marcuello Guzmán, la fiscalía solicitó 37 meses de cárcel por las tres acusaciones que enfrentaba: asociación ilícita para transportar y vender objetos robados, transportar objetos robados por diferentes estados y posesión de objetos robados.

Ornelas Lazo, quien en el proceso judicial admitió que al subir al avión que la trasladó de México a Miami sabía que transportaba un auténtico Matisse, enfrentaba las mismas acusaciones que el cubano, pero la fiscalía resolvió retirar dos cargos tras un acuerdo firmado con ella a finales de octubre.

Su abogado le pidió al juez clemencia alegando que era una mujer de bien y una madre trabajadora y cariñosa.

Dijo que su clienta sólo actuó como transportadora del cuadro y que desconocía el alcance de la asociación ilícita, que nunca antes tuvo antecedentes criminales, que dependía de su esposo económicamente, que ha cooperado ofreciendo información a las autoridades y que fue hospitalizada en noviembre por síntomas de neumonía, anemia y posible tuberculosis.

La mujer, que tenía colgado en su pecho un dispositivo plástico para respirar, estuvo hospitalizada durante seis semanas.

De acuerdo con la fiscalía, Marcuello Guzmán negoció la venta de la pintura de 1925, valorada en unos $3 millones y que fue robada del museo venezolano en el 2000.

El 16 de julio Ornelas Lazo arribó al Aeropuerto Internacional de Miami cargando en sus manos un tubo rojo que contenía la pintura, según la fiscalía. Al día siguiente, los dos acusados se reunieron con agentes encubiertos y sacaron del tubo la pintura para enseñárselas.

Tras inspeccionarla, los agentes encubiertos concluyeron que la obra era consistente con el original robado del museo de Venezuela, conocido como MACC.

Al final del encuentro, ambos acusados fueron arrestados.

Marcuello habría admitido ante agentes encubiertos del FBI que sabía que la pintura era robada y se ofreció a venderla a unos $740,000.

En la audiencia, los condenados permanecieron sentados junto a sus abogados, vestidos con trajes de preso color beige y con los tobillos encadenados. Llegaron a la sala con las manos esposadas, que guardias de seguridad luego liberaron.

Ambos tenían auriculares en los oídos para escuchar la traducción simultánea del inglés al español.

Las primeras versiones sobre el presunto robo de la "Odalisca" surgieron en noviembre del 2002, luego que el coleccionista venezolano Genaro Ambrosino envió un correo electrónico a varias personas para expresar su indignación y sorpresa porque el cuadro de Matisse fue puesto a la venta en Miami. A partir de esa denuncia se examinó el cuadro de Caracas y se descubrió que era una réplica.

La fiscalía General de Venezuela dijo que la obra "fue hurtada en el año 2000 del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas".

En la audiencia, la fiscal Castrolugo indicó que "en algún momento" Estados Unidos devolverá la obra a Venezuela.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS