Arrestan banda en Miami por fraude migratorio

La red vendía actas de nacimiento cubanas falsas, para aprovecharse de la Ley de Ajuste Cubano

La Ley de Ajuste Cubano fue aprobada en 1966 y establece que los cubanos que llegan a Estados Unidos sin visa pueden permanecer en el país.

La Ley de Ajuste Cubano fue aprobada en 1966 y establece que los cubanos que llegan a Estados Unidos sin visa pueden permanecer en el país.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Feb 11, 2013 3:02 pm EST

Miami - Autoridades estadounidenses descubrieron una nueva modalidad de fraude, que cada vez cobra más fuerza para hacerse ciudadano de Estados Unidos y es a través de una acta de nacimiento cubana falsa.

El abogado migratorio Wilfredo Allen, quien ha representado a por lo menos 12 clientes que han sido acusados de haber solicitado la residencia (tarjeta verde) en los últimos seis años con documentos cubanos falsos, afirmó que esa práctica lleva "varios años".

Tras largas investigaciones, las autoridades acaban de desmantelar una red que se dedicaba a vender las actas cubanas falsas y que se aprovechaba de la Ley de Ajuste Cubano que recibe a los refugiados de la isla.

La ley fue aprobada en 1966 y establece que los cubanos que llegan a Estados Unidos sin visa pueden permanecer en el país y solicitar la residencia después de un año y un día.

El beneficio migratorio es único entre los inmigrantes que llegan a este país y está disponible sólo para personas que puedan demostrar que tienen la ciudadanía cubana.

La red criminal desmantelada lucraba en Miami con inmigrantes indocumentados de varias nacionales y ofrecía las actas falsas en $10,000 para que pudieran conseguir la residencia.

De acuerdo con documentos oficiales en los que se acusa a cuatro integrantes de la red de diversas partes de Florida desde el 2009, por lo menos 50 inmigrantes indocumentados compraron las actas falsas y los ingresos de la banda superaban los $500,000.

Documentos oficiales de un caso por separado muestran por ejemplo que un mexicano indocumentado, Alejandro Marcelo Jiménez, pagó $3,000 hace cuatro o cinco años para obtener una acta de nacimiento cubana falsa que luego utilizó para obtener una tarjeta verde, diciendo ser refugiado cubano cuyo padre había nacido en La Habana.

El jefe de la banda, Fidel Morejón de 40 años y originario de Cuba, fue acusado de falsificar las actas y fue sentenciado a dos años y nueve meses en prisión, así como a tres años de libertad supervisada.

Otra cubana, Amelia Osorio, recibió una sentencia de cuatro meses de cárcel y 11 meses de arresto domiciliario.

Otros dos uruguayos sentenciados, un matrimonio, Nelson Daniel Silvestri y María Ponce Santos, recibieron sentencias de un año y seis meses, de forma respectiva y enfrentan deportación.

El argumento para que los cubanos no suelan ser deportados es que la isla está gobernada por un régimen comunista.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad